Mientras duermen

Estaban pasando el fin de semana, en una casa rural, con unos amigos, y hacia poco rato que se habían levantado. Las habitaciones eran grandes con varias camas en cada una…
Y les toco pasar la noche en la misma…habitación.
La noche, fue muy larga, estar con quien tenia que estar, con quien debía estar…pero desear estar con el, con aquel que esta en la cama de al lado.
Costaba mucho…
Sentir como respiraba, notar su mirada en la oscuridad…
Era muy duro para ella, desear que las manos de aquel hombre, que sus manos se acercasen, ocultas en noche para poder tocarlas, tan solo unos instantes, era muy difícil… Fueron los primeros en levantarse, y bajar a la cocina, tomaban café, cuando sin mas el salio de la cocina…la dejo un poco parada, pero pasados unos minutos ella, sintió como sus pasos se volvían a acercar, cuando el entro otra vez en la cocina, llevaba en sus manos una chaqueta, se la ofreció y le dijo…
“todos siguen durmiendo”
Ven…y cogiendo su mano, le propuso subir a la terraza.
“Somos las únicas personas en la casa despiertas”…pensó…ella.
Vale, vamos…acabaremos arriba el café.
Allí se sentaron, recuerda que daba el sol y que se estaba muy bien. Comenzaron a hablar del tiempo, de lo bien que se estaba allí y de lo buena que había sido la idea de salir todos juntos, pero.:.no podían evitarlo, cuando sus miradas se cruzaban, tanto el como ella sabían que eran palabras perdidas, palabras para esconder aquello que tanto deseaban hacer, aquello que estaba prohibido, aquello que podía llegar incluso a ser peligroso.
Tengo miedo… le dijo ella…
No pasa nada…todos duermen…Empezó a acariciarla…y sus manos la despojaban rápidamente de la ropa…su cuerpo y su mente volaban.
Pero algo en su mirada le dijo que aquello no era cierto y eso la excito mucho,
El saber que hacia algo prohibido, saber que aquel con quien se suponía, que tenía que estar podía estar observando aquel encuentro, le hacia desear mas y mas aquel momento…y no se equivoco…vio una sobra, era el…
Disfrutando a escondidas… mirando…
Ella no lo pensó, solo miro aquellos ojos negros, que tanto deseaba, miro a aquel hombre que la poseía en ese momento, aquel que en esos momentos le provocaba tanto placer… le sonrió y le dijo…
Así …si….sigue, todos duermen.


 
…TERESA…

~ por CamaDeRosas en marzo 16, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: