Porque me gustas

Por fin me había invitado a cenar. “Algo intimo, en casa”, había comentado. La verdad, hubiera preferido que me llevase a un restaurante o a tomar unas copas, a algún sitio con gente donde, a priori, no se desatara tanto mi deseo, pero… ¿Cómo iba a decirle que no? Pasé unas horas erotizándome (o arreglándome para la ocasión), me depilé, unté de cremas sensuales cada centímetro de mi cuerpo, aromaticé los lugares más insospechados… Y aparecí en su casa a la hora convenida.

Iluminado a la luz de las velas el salón resultaba tremendamente acogedor. Me recibió con una copa de vino y un ligero beso en los labios. Sonreí, dejé el abrigo en sus manos y le seguí a la cocina. Con la copa en la mano hablamos hasta que terminó de preparar la cena y nos sentamos a la mesa.

Las horas y el vino volaban. La conversación era amena y no parábamos de reír. Cada vez me sentía más atraída por él.

“Me voy a ir ya” Dije de repente. “Se está haciendo tarde”

Me miró sonriendo, señaló el sofá con la cabeza y me pidió que me sentara. Mi estómago se estremecía y una encarnizada batalla se libraba en mi interior. Me moría por besarle, acariciarle, por untarle de aceites, por saborear su cuerpo. Lo imaginaba en el suelo, penetrándome bruscamente, estirando mi pelo mientras… Tenía que salir de allí.

Cogí mi abrigo y me dirigí a la puerta. “Lo siento, me voy” Acerté a decir. Me interceptó a pocos centímetros de la salida, me empujó hacia la pared, asió mis manos con fuerza y me aplastó con su cuerpo. Me besó apasionadamente y yo respondí cada vez más excitada. Mientras lamía mi cuello y mi amplio escote me preguntó por qué debía dejarme ir. Ni siquiera era capaz de contestarle…

El sonido del teléfono me devolvió al mundo real. Hacía días que tenía aquella fantasía recurrente y por fin me había decidido a escribirla en un papel. “Ahora no”, pensé, pero instintivamente descolgué el auricular.

“Hola” Conteste alegre aunque con la voz entrecortada cuando leí su nombre en el teléfono. Increíble pero cierto. Él.

Ya no pude terminar de redactarla…

~ por CamaDeRosas en febrero 6, 2008.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: